¿Hay Derecho? El pleito que enfrenta a Miguel Durán e Ignacio Gomá



Si es usted un lector empedernido de contenido jurídico, es muy posible que conozca el blog ¿Hay Derecho?, capitaneado por Ignacio Gomá, Matilde Cuena y Elisa de la Nuez. Un espacio en la red en que cada día se publican diversos artículos de corte jurídico-político y que ha conseguido asentar una marca propia en el ciberespacio... hasta ahora.

Este confidente, siempre ojo avizor a lo que se cuece en la red, leyó hace unos días en Twitter un par de mensajes de Gomá y de De la Nuez denunciando el "uso indebido de su marca" por parte de Durán & Durán Abogados, el bufete que lidera Miguel Durán, a la sazón ex director general de la ONCE y hoy letrado de Pablo Crespo en el mediático juicio por el caso Gürtel.

Según cuenta ¿Hay Derecho? en su web, el eslogan 'Cuando no hay derecho, hay derecho' empleado por Durán y su equipo puede inducir a "confusión", y por ello han pedido "amistosamente" que retiren el citado eslogan, amén de recordar que se trata de una marca registrada dentro de la clase "Servicios jurídicos", el mismo grupo al que pertenece el bufete. La campaña no se queda en una mera fotografía. Incluye un vídeo promocional que haría sangrar los oídos de Gomá y los suyos de las veces que se repiten las palabras en cuestión.
Vídeo promocional de Durán & Durán Abogados

A modo de conclusión, los editores del blog avisan: "En caso de que la comunicación formal sea ignorada, a la Asociación ¿Hay Derecho? no le quedará más remedio que ejercitar las acciones legales correspondientesal amparo de la normativa de marcas". En román paladino, nos veremos en los tribunales.

Este diario se ha puesto en contacto con Elisa de la Nuez, quien confirma que han mandado un requerimiento amistoso del que todavía no han recibido respuesta. "Lo normal es que no tarden mucho", señala.

Dicho esto, un servidor no ha querido esperar al posible desenlace judicial —o extrajudicial— y ha tecleado la página web del citado despacho. Y, efectivamente, queridos lectores, esta historia no ha hecho más que empezar. via