creditos personales con asnef online: ¿por qué están triunfando tanto y cuáles son sus peligros?

Las empresas que conceden créditos de hasta 600 euros se están aprovechando de que la banca tiene cerrado el grifo de los préstamos.

Una de sus grandes ventajas es la rapidez, aunque entre sus inconvenientes están que los plazos de devolución son muy breves y los intereses de demora, muy elevados.

Desde que los bancos "cerraron el grifo" del crédito, las empresas que conceden creditos rapidos sin papeles con asnef de hasta 600 euros no paran de proliferar. La rapidez, el fácil papeleo y la alta demanda del servicio han labrado su éxito. Ahora bien, ¿cuáles son los puntos negros de estos prestamistas?
Cuando una persona necesita unos pocos cientos de euros a causa de un imprevisto o para llegar a fin de mes y el banco no le "fía", todavía le queda una salida: pedir un mini crédito a un prestamista privado.

Es cierto que acabará pagando más de lo que le habría costado en el banco pero a cambio disfrutará de ventajas impensables en su entidad: posibilidad de recibir un préstamo aun estando en listas de morosos como RAI o ASNEF (en ViaSMS y Cashper), poder solicitar prórrogas de pago de hasta 1 mes (en Kredito24), aprobación e ingreso en cuenta inmediatos (en Pepedinero)…

-Lo mejor de estos créditos: el cliente sabe exactamente cuánto tendrá que pagar de vuelta, ya que todas las condiciones vienen perfectamente claras tanto en la web como en el contrato; nunca hay sorpresas.

-Lo peor: el plazo de devolución es muy corto, de no más de un mes, y pagar tarde se traduce en penalizaciones de demora muy altas.

Tras el primer impago la empresa llamará al cliente moroso para recordarle su deuda (esta llamada le costará entre 15 y 25 euros) y, si sigue sin pagar, le aplicará un interés de alrededor del 20% sobre el importe a devolver. El cliente entonces corre el riesgo de entrar en un bucle de pagar unos créditos con otros, con lo que hará que cada mes acumule mayores intereses, o bien de impago, lo que aumentará su deuda día a día.

De todas formas, si pasadas varias semanas el cliente sigue sin pagar, es muy probable que el impago se salde apuntando su nombre en ASNEF hasta que se liquide la deuda (al pagar, la salida de estas listas es inmediata).

Y a pesar de que el prestamista está en su pleno derecho de denunciar al cliente moroso ante un tribunal, difícilmente la entidad querrá entrar en gastos judiciales por un importe de tan solo unos pocos cientos de euros (solo ¡Qué Bueno! alcanza los 600; el resto dan cantidades inferiores). De hecho, los mini créditos tienen unos intereses tan elevados para protegerse precisamente de su elevada tasa de morosidad.

En resumen, los creditos personales con asnef online son créditos caros pero ofrecen un servicio que uno, cubre un nicho de mercado y dos, está lleno de ventajas para un cliente necesitado de dinero rápido.