¡Basta ya!

Ya no puede haber más dilaciones, ya no puede hacer más excusas, salvo que nuestra autoestima haya caído de forma tan estrepitosa que no nos importa si nuestros cuerpos físico y emocional se dañan irreversiblemente.Yo quiero imaginar que no es ésta tu forma de pensar y que mantienes intacto tu instinto de conservación, que te llevará a defenderte frente a la agresión o frente a cualquier otro