Aflojar las riendas

A menudo debemos enfrentarnos a hechos que están fuera de nuestro control. La renuncia se convierte, entonces, en algo necesario y saludable.La palabra renuncia ha tenido tradicionalmente connotaciones negativas, ya que, como seres apegados que somos, nos cuesta abandonar aquello, que creemos nuestro. Es así como llegamos a relacionar la renuncia con ideas de resignación, sacrificio o, incluso,