FERRER Y EL TANGO EN EL SIGLO XXI

 



Porteños y uruguayos quieren que el tango sea de la humanidad Piden que se lo declare patrimonio cultural Buenos Aires y Montevideo decidieron tender un puente sobre el Río de la Plata y unieron fuerzas y estrategias para solicitar a la Unesco que el tango sea declarado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. De acuerdo con la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que entró en vigor hace dos años, el tango encuentra un contexto adecuado para que, dentro de la diversidad cultural y la creatividad humana que es necesario preservar, se lo proclame como una de las obras maestras del patrimonio oral e inmaterial de la humanidad. En tres proclamaciones sucesivas ?2001, 2003 y 2005?, el organismo que dirige Koichiro Matsuura distinguió 90 formas de expresión y espacios culturales en 70 países. Entre la lista, no exhaustiva, de ámbitos y expresiones que quedan bajo el paraguas de la norma mencionada, se encuentran las tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del patrimonio cultural inmaterial, las artes del espectáculo; los usos sociales, los rituales y actos festivos, las técnicas artesanales tradicionales. Con el acuerdo alcanzado por el gobierno de Buenos Aires y la alcaldía de Montevideo, el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, y su par uruguayo, el escritor Mauricio Rosencof, pusieron manos a la obra en la presentación titulada: “Tango, un arte musical, coreográfico, poético y corporal sustentable. Un siglo de una forma de expresión artística inalterable, auténtica y profunda del Río de la Plata”. Se podría decir, con palabras de la compositora Eladia Blázquez en su “Candombe de dos orillas”, que Buenos Aires y Montevideo proclaman: “No nos separa el río [...]/ somos dos orillas en el Plata, pero un solo corazón”. Arte en dos orillas En diálogo con LA NACION, el ministro Lombardi subrayó que la tarea de presentar el tango como Patrimonio de la Humanidad comenzó en diciembre de 2007, apenas asumió Mauricio Macri como jefe de gobierno : “Nos interesaba mostrar el tango como un producto de la identidad rioplatense. El proceso para la proclamación requiere un plan de manejo y distintas acciones”. Colombia, por caso, ya obtuvo dos proclamaciones de la Unesco: el Carnaval de Barranquilla y el Espacio Cultural de Palenque de San Basilio. Desde Montevideo, el director de Promoción Cultural, Eduardo León Duter, subrayó: “El tango tiene características típicas que justifican su preservación como patrimonio cultural inmaterial. La música, la poesía, la danza tienden a difuminarse en su evolución. No es igual el tango que se baila en Finlandia o en Japón, que el que se baila en una milonga de Montevideo o de Buenos Aires”. Duter ponderó el hecho inédito de que dos ciudades de dos países que llegaron a un pico de máxima tensión hace dos años se unan en esta iniciativa. ¿Qué es lo preservable del tango? Lombardi respondió: “La música, la poesía, la coreografía, los valores que tienen continuidad en los vecindarios suburbanos. Hay tango de salón, tango milonguero, tango caquero . Y la preservación de las letras de tango ayudan a la protección del lunfardo como una expresión de la lengua rioplatense no académica”. El ministro porteño dijo que la presentación fue comunicada a los gobiernos de ambos países. Allí está también el bandoneón, el corazón del tango. En la propuesta ante la Unesco se destaca la necesidad de poner en marcha un programa para entrenar a jóvenes luthiers en la reparación y el mantenimiento de este instrumento esencial para la vitalidad tanguera. Entre las medidas propuestas para asegurar la salvaguarda del tango, ambas ciudades destacan la creación de un Centro Documental del Tango, la creación de la Orquesta de Tango del Río de la Plata, la creación de un sello discográfico y de una editorial para publicar nuevos métodos del bandoneón y partituras, y el desarrollo del programa “Alma de fueye”, para incluir a los jóvenes más desfavorecidos en nuevos proyectos tangueros. Las iniciativas estarán a cargo del Comité para la Preservación del Patrimonio Musical Rioplatense, cuyo funcionamiento demandará una inversión de 350.000 dólares. En noviembre, ambas ciudades harán una ampliación de la propuesta efectuada en París, ante la Unesco. Montevideo y Buenos Aires tienen por delante un plan por desarrollar: digitalizar partituras, investigar testimonios y desarrollar nuevas referencias para fortalecer la proclamación buscada. Cifras que crecen El tango es la segunda expresión cultural más demandada por los turistas extranjeros en Buenos Aires, con un 16,6% de preferencias. La primera es la visita a museos, con el 18,2 por ciento. El fenómeno del tango comenzó a posicionarse en los albores del siglo XXI, con un significativo aumento de los festivales dedicados al dos por cuatro. En 2006, se registraron 127 festivales de tango en todo el mundo. Y en 2007, 150 eventos tangueros. Sólo en los EE.UU. hay más de 13 festivales que van desde Salt Lake City hasta Seattle. Le sigue Italia, con 12 eventos musicales de tango en escenarios, como Pescara, Capri y Roma. Y detrás, se alinea Alemania, con diez festivales en nueve ciudades. Entre otras, Berlín, Hamburgo y Düsseldorf. En octubre y en noviembre, el tango lucirá en París. Este panorama internacional tan auspicioso se completa con la creación de la Cátedra Abierta de Tango, en la Universidad de Pekín, inaugurada durante la visita de Macri en junio último. Consultado sobre la dimensión de la iniciativa rioplatense, el maestro Atilio Stampone dijo a LA NACION: “No hay una expresión cultural, en los géneros populares del mundo, donde tanto la danza como la música y la poesía son de un nivel tan impresionante. El tango, como elemento cultural, identifica a una comunidad”. Recordó que en el nacimiento del tango, como patrimonio rioplatense, intervino la inmigración, desde fines del siglo XIX, “la que incorporó un contenido social y cultural tremendo”, y la conversión del bandoneón, “que nació como un instrumento de música religiosa”. Con el conocimiento de quien ostenta un lugar en el olimpo de los grandes del tango, Stampone dijo: “Haciendo abstracción de la música, el vuelo del tango de fines del siglo XIX y, sobre todo, del siglo XX, es que se toca, se escucha y se baila como si fuera un concierto. Además, tiene los mejores poetas, sobre una misma música tiene dos letras distintas. Y, además, es muy emocionante ver a una pareja bailando bien un tango”. Duter precisó que en las raíces rioplatenses del tango entran, además de la tradición italiana y española, la de origen africano. “A esa riqueza cultural, hay que agregarle la que aportaron los criollos. Esos son los valores vigentes de nuestra identidad”. Para el poeta Horacio Ferrer, la protección de la Unesco servirá para hacer “renacer todo un corpus tanguero que ya nadie toca y está en peligro de extinción. No sólo hay olvido por lo pasado, sino también hay ignorancia de lo nuevo. Hay un repertorio moderno que es extraordinario. Pero, una parte se está anquilosando y eso es decisivo para pedir su protección. El tango es Río de la Plata”. En relación con la anhelada proclamación encarada por Buenos Aires y por Montevideo, el maestro Ferrer dio un corolario de lujo. “Con la letra de un tango revolucionario de mi inolvidable amigo Astor Piazzolla le diría a la Unesco: “Para lucirse ustedes, ¡declaren al tango Patrimonio Cultural de la Humanidad!”.